Tus relaciones y la importancia del triángulo dramático de Karpman

triangulo dramatico de karpman

Si alguna vez te has hecho alguna de estas preguntas: ¿Tus relaciones con tu familia no son las más adecuadas? ¿Sientes que te falta apoyo emocional? ¿No sabes cómo salir de ese círculo vicioso? A continuación, te comentamos qué te sucede y cómo podrías solucionarlo.

Triángulo dramático de Karpman

La psicoterapia de análisis transaccional utiliza este sistema para identificar el rol que adopta cada uno en una relación. El triángulo se compone de los siguientes tres:

  • Víctima. Es la persona que busca compasión. Su vida es un continuo drama. Nunca ha tenido suerte y siente que ha sufrido demasiadas injusticias. Además, no encuentra nunca la solución para mejorar. Pide ayuda a los demás para resolver sus problemas.
  • Perseguidor. Lo habitual es que acuse a todo el mundo y que opine que el castigo y la intransigencia son siempre útiles. Se encarga de descubrir cuáles son tus puntos débiles para atacarte en cuanto le sea posible.
  • Salvador. Se encarga de solucionarle todos sus problemas a los demás, aunque no lo necesiten. Siempre está dispuesto a ayudar porque así se siente más realizado, pero, en realidad, su vida personal no es tan positiva como parece.

Karpman indicaba al desarrollar este modelo que los roles son intercambiables. Por ejemplo, alguien que te ayuda puede pasar a perseguidor o a víctima porque no has valorado una ayuda que no le has pedido. Una víctima puede convertirse en perseguidor al percibir que no te has dejado convencer por sus argumentos. Y así sucesivamente.

¿Cuál debe ser tu objetivo?

Si tienes alguna relación familiar o amistosa y has identificado quién interpreta los papeles anteriores, lo mejor que puedes hacer es salir del triángulo. Así lograrás evitar depender de esa persona, pero recuerda también que tú formas parte del mismo triángulo y que podrías adoptar uno de los roles llegado el momento.

Por lo tanto, comienza repasando tu comportamiento y evita entrar en el triángulo. Te costará tiempo y esfuerzo, pero es el primer paso para cambiar. ¿Cómo puedes lograrlo?

Claves para conseguir el éxito

Tu punto de partida es el papel que representas. Imagínate que eres la víctima. En lugar de decirle a todo el mundo lo mal que te va en la vida, ¿por qué no analizar cuáles son los motivos que te llevan a pensar así? Quizá compruebes que la suerte también te la puedes crear tú cada día.

Has de saber que el proceso no va a ser nada fácil ya que necesitarás aumentar tu autoconciencia y modificar tu conducta. Recuerda que el resto de las partes implicadas va a demandarte lo que les vienes ofreciendo hasta la fecha y que te convertirás en la nota discordante. El apoyo psicológico es esencial para que te sea más sencillo conseguir tu objetivo.

Algunos consejos que pueden ayudarte

Te ofrecemos algunas recomendaciones para que te sea más fácil llevar a cabo el cambio que necesitas.

  • Si eres salvador comienza por entender que también tú tienes problemas que solucionar. Ayuda solo cuando te lo pidan y no te adelantes. Conseguirás que tu papel en la relación se vea reforzado y que la otra parte no se acostumbre a delegar sus responsabilidades.
  • Si eres perseguidor no caigas en el error de compararte con nadie y mucho menos de echarles a los demás en cara lo que has hecho por ellos. Cada persona ve su vida de forma distinta y usa sus recursos de la manera que considera más oportuna. Dejar de acusar o de subrayar los errores ajenos te permitirá ahorrar energía y mejorar tu equilibrio emocional.
  • Si eres la víctima deja de quejarte. Tómate tu tiempo para aprender de tus errores y para descubrir cuáles son las habilidades que tienes a tu alcance para superar esa sensación de desesperanza. No te quejes y actúa. Seguro que los resultados te satisfacen más que sentir que nadie te entiende.
triangulo dramatico de karpman

Lo importante es que, aunque sea inconscientemente, entiendas que en cada relación adoptas uno de los roles arriba descritos. De entrar en el triángulo, recuerda que el resto de personas también interpreta un papel determinado. Lo que has de hacer es reconocer cuál es tu actitud, ser responsable y dar los pasos necesarios para mejorar tu personalidad. 

Intenta verte desde fuera y analizar a los demás para invitarles a abandonar su papel y no caer en la dependencia emocional.

Así, tus relaciones serán mucho más fluidas y conseguirás que tu actitud se ajuste más fácilmente a cualquier circunstancia. De necesitar apoyo psicológico, no dudes en solicitarlo ya que te será más fácil seguir sus consejos y conseguir sanear tu forma de relacionarte. 

Recuerda que conociendo el papel que desempeñas, siempre es más sencillo dar el primer paso para salir del triángulo en el que resulta tan complicado mostrar tu verdadero yo. Con esfuerzo y dedicación, seguro que consigues tu objetivo y te resulta bastante fácil evitar conflictos con las personas con las que estás en contacto permanente.

¿Cómo mejorar tus relaciones desde un enfoque terapéutico?

En Emocionart queremos acompañarte y facilitarte para que veas y percibas en ti lo necesario para crecer a nivel personal y emocional. Puedes agendar una cita entrando en el bóton de abajo. 

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

YA CASI ESTAMOS...

Rellena estos datos para que podamos tener una entrevista:

YA CASI ESTAMOS...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía: