La música como instrumento terapéutico

música como instrumento terapéutico

El dulce néctar auditivo que representa la música tiene tantas utilidades como formas de disfrutarse, y hoy queremos hablar un poco de la música como instrumento terapéutico y de cómo ésta ayuda a sanar asuntos relacionados con la salud mental.

Cuenta con su propia terminología, la Musicoterapia (música como instrumento terapéutico), la cual debe ser implementada por un profesional formado y cualificado, y este ayudará a disminuir el sufrimiento psicológico y emocional del paciente, así como a mejorar su bienestar personal y corporal, y se puede aplicar de forma individual o grupal.

La musicoterapia como herramienta dentro de las terapias psicológicas se determinan Musicoterapia Neurológica y se refiere a una intervención más especializada de este uso, el cual se fundamenta en evidencias científicas de la percepción musical en el cerebro. Al conocer como la misma afecta las neuronas, abre paso para una aplicación en paciente con alguna enfermedad o trastorno de tipo neurológico con el fin de rehabilitarlos, mejorarlos o mantener su bienestar mental.

Esta práctica es bastante común hoy día y frecuentemente utilizada

música como instrumento terapéutico

Cuales son las afección psicológicas en las cuales encuentra su mayor uso:

  • Enfermedades neurológicas como el Alzheimer, el Parkinson, demencias, etc
  • Lesiones Cerebrales sobrevenidas derivadas por ictus, traumatismos craneoencefálicos, anoxias cerebrales, etc
  • Trastornos neurobiológicos del desarrollo como los que forman parte de los Trastornos del Espectro Autista, Trastorno Específico del Lenguaje, Trastorno del Desarrollo de la Coordinación, TDAH, etc.

Una vez utilizando la música como instrumento terapéutico podremos empezar a ver en los pacientes los siguientes cambios de acuerdo a cada tipo de trastorno. Veremos mejoras físicas y de motricidad como: equilibrio, coordinación motora, estimulación sensorial. También habrá mejoras cognitivas como optimización de la memoria, la motivación, la atención, habilidades organizativas, de planificación, de solución y toma de decisiones. También veremos mejoras en el habla y el lenguaje a nivel comunicativo de forma verbal y respiratoria. Y por último también veremos avances en cuanto a lo social y emocional, como relaciones más sanas con terceros, mejora de autoestima y del estado anímico. Cada una de estas mejoras se evidencian de acuerdo al tipo de trastorno que posea el paciente.

¿Cómo se aplica la música como instrumento terapéutico?

En cuanto a su aplicación, sabemos que la música está compuesta por una variedad de elementos como ritmo, melodía, armonía y expresividad, donde cada uno cumple con un rol  a nivel terapéutico ya que ayuda según el objetivo a tratar.

Un ejemplo claro es el canto, este ayuda a estimular la memoria de hecho pasados, así como también mejora el habla, la verbalización, y el control de la voz, por otro lado siguiendo el ritmo de una canción se puede mejorar la sincronización motora, y tocando diferentes instrumentos mejoramos el estado de alerta del paciente, así como su percepción del tiempo y espacio.  

No era de extrañarse, aunque lo abordemos desde un ángulo científico y así nos preste su ayuda, la música es mágica.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YA CASI ESTAMOS...

Rellena estos datos para que podamos tener una entrevista:

YA CASI ESTAMOS...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía: