Para cambiar una relación de pareja NO hacen falta 2

Desde hace pocos años las mujeres hemos cambiado totalmente nuestra manera de vivir, ahora ya no nos dedicamos solo a las tareas de casa y los hijos, sino que trabajamos y somos independientes económicamente. Lo que no ha cambiado tanto es nuestra manera de pensar, inconscientemente creemos que solo nosotras podemos tirar adelante con todo, los hijos, el trabajo, la pareja, la familia, llegando a tal punto de olvidarnos de nosotras, de lo que necesitamos realmente y nos hace ser felices.

Si te fijas lo único que haces es enfadarte contigo misma y con las personas que te rodean, proyectando aún más tu insatisfacción personal en la pareja.

 

En tus manos está que todo esto pueda dar un giro de 180º, si tu decides cambiar, la relación automáticamente cambiará. No te puedo asegurar que vaya a ir mejor, aunque seguro que dejará de estar en un punto muerto sin sentido.

Reprogramar tu mente es la opción que necesitas para sentirte realizada y satisfecha contigo misma, para poder así compartir tu felicidad con la pareja.

Un 80% de las mujeres que vienen a mis sesiones son conscientes de su realidad en la relación de pareja, aunque prefieren mirar a otro lado, tienen miedos a poner en riesgo su relación, prefieren vendarse los ojos o tapar sus emociones antes que enfrentarse a la realidad, les cuesta conectar con lo que necesitan, no saben comunicarse, se sienten enfadadas continuamente con su pareja sin detectar que les está pasando a ellas.

Estas son algunas de las cuestiones que debes plantearte:

¿Cómo sabes que tu relación de pareja necesita un cambio?

  • Sientes que habéis entrado en rutina y estáis estancados.
  • Tenéis poca comunicación.
  • Aguantas para que la relación tire adelante.
  • Sientes que mejor dejar las cosas como están, así no hay problemas.
  • Te sientes agobiada y atrapada.
  • Tenéis pocas relaciones sexuales.
  • Discutís a diario.
  • Estás triste, sabes que algo no va bien.
  • Sospechas siempre lo peor.

También me encuentro con mujeres que quieren cambiar cómo es su pareja a toda costa, y esto es completamente imposible, tu no puedes intentar que tu pareja cambie, lo único que puedes hacer es cambiar tu, y tu alrededor cambiará también, ¡empieza por ahí!

Para poder comenzar con tu cambio tienen que suceder dos cosas:

  1. Que tomes consciencia de qué necesitas para tu felicidad.
  2. Que te pongas en acción para conseguirlo.

La primera es sin duda la más difícil, en la sociedad en que vivimos nos han enseñado a pensar demasiado y a dejar de lado nuestras emociones, y justamente es a las que tienes que aprender a escuchar.

Cuando empiezas a escucharte y a conectar con tus emociones podrás ver con más facilidad que es lo que quieres y lo que no quieres en tu vida. Desde ahí puedes comenzar a comunicarte con tu pareja de una manera más auténtica, y poder llegar juntos a un punto en común aceptado por ambas partes.

Mirar por ti no es ser egoísta, no hagas cosas por el/ella con las que tu no te sientas cómoda, sino te lo tragarás haciéndote daño a ti misma. Te quiero poner un ejemplo personal:

Cuando mi pareja y yo comenzamos a trabajar en un proyecto común, separamos las tareas que haríamos cada uno, excepto una, queríamos hacer talleres grupales juntos. Al comenzar, él estaba encantado de poder hacer los talleres conmigo, en cambio yo lo llevaba peor. Somos muy diferentes y con él yo no fluía igual. Estuve un tiempo intentándolo sin decir nada, para no hacerle daño, ya que veía que el gozaba y se sentía muy cómodo. En consecuencia yo intentaba luchar para amoldarme, sin conseguirlo, hasta tal punto que dejé de disfrutar y ya no me satisfacía lo que hacía.

Al final tuve que mirar por mi bienestar y tomar una decisión. Con mucho amor le pedí que quería trabajar los talleres por separado, y me sabía fatal pero yo no lo estaba pasando bien con la situación. De primeras se enfadó bastante, sin darse cuenta que su enfado era una proyección de los miedos que el tenía a hacer los talleres en solitario. Si no hubiera tenido esos miedos seguro que no se habría enfadado, y por lo tanto se sentiría tranquilo.

A la semana de nuestra conversación el pudo recuperar y responsabilizarse de cuales eran sus miedos en hacer los talleres solo, y decidió trabajar con sus miedos para superarlos. Ahora me agradece la decisión que tomé, le ha servido para buscar más herramientas y sentirse más seguro y confiado.

Con este ejemplo quiero explicarte que para satisfacer a mi pareja estaba perdiendo mi  bienestar personal, olvidándome de mí. El yo querer hacer los talleres sola no era ser egoísta, sino permitirme lo que me hacía sentir bien.

El enfado era una emoción de mi pareja que yo no podía cambiar, era él el que tenía que darse cuenta de qué le pasaba con eso que tanto le enfadaba, ese sentimiento era responsabilidad suya.

Retomando el hilo del artículo, si tu quieres que tu relación cambie empieza por escucharte y saber que quieres, para comenzar cuanto antes tu proceso de cambio.

Un plan de acción creado desde tus emociones, será el que te guie paso a paso, poco a poco hacia tu autenticidad y realización personal.

 

Para que tu relación cambie es super importante que al menos uno de los dos pueda hacer un proceso personal de autoconocimiento, y NO es necesario que los dos miembros de la pareja tengan que trabajar juntos. Con esto no quiero decir que la terapia de pareja no funcione ni mucho menos, aunque hay casos que quizás uno de los dos no quiere hacer terapia, o las ganas de cambio solo estén por tu parte de uno porque la otra persona esta cómoda o ni siquiera es consciente del problema.

Si tu elección es comenzar con tu proceso personal de cambio para que de esta manera mejore tu relación de pareja, esto es lo que puedes conseguir:

  1. Que empieces por fin a conocerte mejor y ver qué necesitas para tu felicidad.
  2. Comenzar a vivir una relación más auténtica con tu pareja y sobre todo contigo misma.
  3. Aprender a pedir.
  4. Saber dar y recibir.
  5. Poner límites.
  6. Comunicarte desde el amor y de forma asertiva.
  7. Permitirte tu libertad y aceptar la libertad de tu pareja.
  8. Dejar de enfadarte tan a menudo para ver y reconocer tus carencias o miedos.
  9. Ayudar a tu pareja a que aprenda a través de tu reflejo.
  10. Lograr sentirte satisfecha y realizada con tu vida.

 

 

Yo misma he podido aprender todo esto, si vieras la cara de mi terapeuta cuando le dije que quería ayudar a mujeres que estuvieran en la misma situación que yo estuve ¡le encantó!, me dijo “ohh Maica, quien mejor que tu para ayudar a otras mujeres, con todo lo que hemos trabajado juntos tu relación de pareja” y yo me sentí feliz cuando me lo dijo.

Y esto no quiere decir que ya no me discuta con mi pareja y no tengamos nuestras diferencias que no son pocas, sino que he aprendido a gestionarme desde otro lugar más responsable, sin juicios y desde el respeto. Vivo mi relación con más libertad, yo no soy de él y él no es mío, somos dos naranjas completas que comparten su vida, sin promesas para mañana, solo viviendo el presente juntos con mucho amor.

Para concluir el artículo quiero que recuerdes que en tus manos está que tu relación cambie, ya sabes que si tu comienzas con tu proceso personal tu entorno cambiará también, es la clave para reinventarte dentro de tu relación de pareja.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies