¿Tener pareja es perdida de libertad?

¿Tener pareja es perdida de libertad?

Crees que la relación de pareja significa pérdida de libertad, que el estar con otra persona te priva de lo que quieres o no quieres hacer.

¿Qué te conduce a sentir que la relación de pareja es una pérdida de libertad?

Hay varios motivos por los cuales sientes que pierdes la libertad si estas en pareja, y todos ellos provienen de ti misma, de tus miedos, que la pareja se canse de ti, que tu proyecto de vida se vaya al garete, la incertidumbre de que será de mí, o simplemente las creencias de como debe ser una relación.

Si en tu relación de pareja te sientes atrapada, arrastrada por la situación y no sabes como salir de ella, deberás observar desde la distancia cuales son tus miedos. Es importante que puedas ver desde que lugar te mueves dentro de la relación, y así responsabilizarte de que haces para perder tu libertad, que no deja de ser otra forma de decir, que haces para no cuidarte.

El origen de tus miedos a que la relación no funcione es como he comentado el origen de tu perdida de libertad, ahora vas a ver estrategias que usas para tapar estos miedos en vez de enfrentarte a ellos dentro de la relación.

Siempre juntos

Una manera de evitar contactar con tu propia inseguridad, es querer hacer las máximas cosas juntos, decir constantemente te quiero, preguntar y explicar que te ha pasado durante el día, tener en cuenta a la pareja con lo que tu quieres hacer. Actuas así para evitar “distancia” entre los dos, porqué dándote espacio puede que vuestro amor se enfríe y la relación se rompa.

Con esto consigues una relación poco natural, es muy difícil que vayas a necesitar las mismas cosas en los mismos momentos, y eso significa que uno de los dos está yendo contra su propia necesidad, a la larga se convierte en una cárcel, en un mundo de obligaciones y pocos derechos.

En este caso, muchas veces caerás sin querer en la exigencia hacia el otro, querrás que haga lo mismo para acortar la distancia, que quiera estar siempre contigo. Así verificarás que te quiere.

La pregunta que te invito a hacerte en este caso es, ¿Qué pasaría si dejaras más espacio a tu pareja? Y al revés sería, ¿Qué pasaría si te diera el/ella más espacio?

Quiero más espacio y no me atrevo a pedirlo.

Otro de los motivos por los que sientes la perdida de libertad es por no atreverte a pedir lo que quieres o necesitas, un espacio para poder cubrir tus necesidades. Vuelves a lo de antes, si no te atreves a pedir es por algún miedo que tienes, y antes de hacer nada debes reconocer un poco ese miedo, y así poder actuar desde un lugar más sano, no responsabilizando a tu pareja. Si no, simplemente te quedarás quejándote de como te sientes en la relación, sin responsabilizarte de nada.

Te haces muchas trampas para no pedir, te engañas diciéndote cosas como; si le digo lo que quiero le puedo hacer daño, si pido lo que quiero se puede enfadar, si pido lo que quiero es que soy egoísta y no le quiero, si pido lo que quiero se puede crear una distancia entre nosotros, y así puedes estar con más ejemplos, ¿cuál te resuena a ti?
Fíjate que puedes coger los ejemplos anteriores y formular una pregunta, ¿Qué pasaría realmente si pidieras?, en esta respuesta aparecerán tus miedos. Es importante que te quedes con pensar si tu relación es libre o no dependiendo de lo que te atrevas a pedir o poner limites a aquello que no quieres.

Creencias del buen funcionamiento de la pareja.

Esta manera de vivir la relación es parecida y se puede confundir con la de querer

hacerlo todo juntos, la diferencia es el origen, de donde sale la necesidad. En este caso, vives la relación de pareja como te han hecho creer que se debe vivir, ceder para que la relación vaya bien, no ser egoísta, tienes una pareja que te quiere y la debes cuidar, tener pareja es perdida de libertad, y un largo etc.

En este caso debes poner especial atención a aquellas cosas que haces y no te gustan, o aquellas que quieres y no te permites, para que puedas observar cual es la creencia limitante que está detrás de esa no acción, que te impide hacer aquello que realmente quieres para ti.

Hay creencias que están muy arraigadas y que no solo son difíciles de cambiar si no que cuesta incluso verlas como creencias, estamos tan acostumbradas a ellas por la sociedad, la cultura, etc, que no nos damos ni cuenta. Es por este motivo que te invito a que te lo cuestiones todo, no des por bien hecho nada de lo que haces o creas, ponlo en la “nevera” y hazte estas preguntas.

¿Quién dice que tiene que ser así? ¿Qué puede pasar si no es así? ¿cómo sería si lo hiciera como yo quiero? Estas preguntas facilitarán que te cuestiones aquello que haces y que hay escondido detrás de las creencias, solo así podrás trabajar con ellas para cambiarlas.

Comunicación profunda en la relación.

 Si te sientes con poca libertad en tu relación, te invito a que mires cuales son aquellos pensamientos o sentimientos que no has compartido con tu pareja, no aquellas demandas hechas, si no aquellos pensamientos que no te atreves a poner sobre la mesa por miedo a que tu pareja se moleste, se entristezca o que pueda dejar de quererte.

Date cuenta si hablas de tus miedos, tus deseos, fantasías sexuales, de aquellas cosas que no te gustan de el/ella. Pon atención a los pensamientos que te presionan y no sabes cómo decirlos, simplemente sabes que si lo verbalizas te sacarás un peso de encima. Un peso que neutraliza tu capacidad de disfrutar de la relación de una forma más tranquila.

En este caso volvemos a los miedos, y la pregunta debe ir enfocada a ver cuales son tus miedos si abres en la pareja lo que te pasa y sientes. En este caso las preguntas son, ¿Qué pasará si digo lo que me pasa? ¿Qué pasaría si no me entiende?

La perdida de libertad viene de los propios actos.

Como has podido ver la perdida de libertad no viene del estar en pareja o no, viene dado principalmente de tus propios miedos, estos son los que te privan de libertad.

Para que puedas cambiar la relación, es importante que puedas reconocer tus propios miedos y creencias, no te quedes responsabilizando a tu pareja de aquello que es tuyo y  plantéate que hay muchas maneras de vivir la relación de pareja y no hay ninguna mejor que la otra, lo que es importante es que tu puedas encontrar cual es la que a ti te hace sentir bien, en la que sientes que eres libre de darte lo que necesitas y quieres.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies