Yo también voy al terapeuta

A menudo personas a las que acompaño les sorprende cuando les comento que yo también voy a terapia, ¿como una terapeuta puede ir al terapeuta?

La importancia de un terapeuta en nuestra vida

Ante todo decir que antes que terapeuta soy persona igual que el resto, y a veces me siento triste, perdida, bloqueada, enfadada, rabiosa, con miedo, etc. Ser terapeuta no es estar por encima de nadie y sigo aprendiendo de las cosas que me suceden en el día a día.

Ir a terapia me ayuda a recolocar, a darme cuenta y ser consciente de la emoción que me secuestra. Hay cosas que pienso que están superadas cuando de pronto “pam” aparecen de nuevo, me sorprendo y me permito abrazarlas ya que son parte de mi. Siento que cuanto más las acepto menos fuerza tienen y a la vez puedo ver una nueva luz que todavía no había visto.

Recuerdo cuando comencé a formarme y nos dijeron….. obligatorio “x” horas de terapia individual, pensé ¡joder! cuanta pasta… ¿es necesario?. Pronto me dí cuenta de la importancia para poder acompañar a otras personas, IMPRESCINDIBLE.

Si yo misma no me trabajo mis neuras o traumas y no paso por ese camino oscuro y luminoso ¿como voy a poder acompañar a personas en su proceso personal?.

Y aquí termino, me voy al terapeuta, para seguir conociéndome y poder acompañarte mejor. 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los primeros pasos para tu gestión emocional

Empieza descargando tu guía gratuita

YA CASI ESTAMOS...

Rellena estos datos para que podamos tener una entrevista:

YA CASI ESTAMOS...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

Abrir el chat